Síndrome de Asperger

Síndromes

Información de síndromes: signos, síntomas, causas y tratamientos

Síndrome de Asperger es un trastorno generalizado del desarrollo que cae dentro del espectro autista. Se trata de un trastorno que dura toda la vida y que afecta a aproximadamente 1 de cada 200 personas, con más frecuencia en hombres que en mujeres. Las personas con el síndrome de Asperger suelen ser de inteligencia media o superior.

El síndrome principalmente se caracteriza por dificultades en la interacción social, comunicación social y la flexibilidad del pensamiento o la imaginación (es decir se concentra solo en un tema y no presta atención a lo que le rodea o a otro tema).

Síndrome Asperger

Además, puede presentar problemas sensoriales, motoras y dificultades de organización.

Este síndrome fue identificado por primera vez hace 50 años por Hans Asperger, un pediatra vienés.

Principalmente entre los niños, se identificó un patrón de conductas y habilidades, incluida la falta de empatía, deficiencia en la imaginación, dificultad para hacer amigos, absorción intensa en un interés especial y a menudo problemas con la coordinación motora.

Mientras que a las personas con síndrome de Asperger muestran todas o algunas de estas características en mayor o menor medida, muchas tienden a experimentar el aislamiento y la falta de comprensión en su vida cotidiana, que a menudo resulta en la frustración, la ira, la depresión y la falta de autoestima.

Los síntomas del síndrome de Asperger

Dificultad con la comunicación. Aunque una persona con síndrome de Asperger puede ser capaz de hablar con fluidez, a veces tienen dificultades para juzgar o entender las reacciones de aquellos con quien están hablando.

Los problemas más comunes incluyen:

  • Cuando hablan u oyen, no miran a su interlocutor.
  • Son insensible a los sentimientos o punto de vista de su interlocutor.
  • Hablan continuamente, sin darse cuenta del interés del oyente.
  • Hablan mucho de un tema, excluyendo todo lo demás.
  • Toman los comentarios literalmente (por ejemplo, los chistes (no los entienden porque los toman literalmente), metáforas o expresiones coloquiales).

Dificultad en las relaciones sociales

Las personas con síndrome de Asperger a menudo disfrutan o desean desarrollar contactos sociales, pero les es difícil, ya que tienen problemas con:

  • Comprensión de las señales no verbales como el lenguaje corporal, los gestos, las expresiones faciales y el tono de voz.
  • Las obsesiones con objetos, intereses o rutinas que tienden a interferir con las relaciones sociales (esto se conoce como comportamiento estereotipado o repetitivo).

La falta de imaginación y el juego creativo

Los niños con síndrome de Asperger suelen tener una inteligencia promedio o mayor, y puede ser particularmente bueno en el aprendizaje de hechos y cifras. Sin embargo, también pueden carecer de imaginación y encontrar los juegos creativos o el pensamiento abstracto muy difícil. Esto significa que pueden ser particularmente buenos en temas como las matemáticas o la historia, pero con temas como la filosofía, la educación religiosa o las artes creativas, les resultan muy difícil.

Los tratamientos para el síndrome de Asperger

No hay un tratamiento específico o una "cura". En cambio, el objetivo es ayudar a la persona a aprender a manejarse en un mundo que piensa o actúa un poco diferente a como lo hacen ellos. El diagnóstico precoz es importante, ya que esto ayudará a la persona y a su entorno humano. A las personas afectadas se les enseña a entender el síndrome y cómo puede influir su relación con el mundo que les rodea, y encontrar el apoyo adecuado.

Debido a que el síndrome es variable, algunos niños logran adaptarse muy bien en las escuelas, especialmente si tienen una ayuda adicional disponible. Sin embargo, incluso cuando los niños les van bien en la escuela, pueden tener problemas de socialización y son propensos a experimentar burlas o acoso escolar. Los niños más afectados por el síndrome necesitan la ayuda de especialistas en escuelas para niños con problemas de aprendizaje.

Los medicamentos a veces pueden ser utilizados para los síntomas asociados a menudo con el síndrome de Asperger, tales como comportamiento obsesivo o la depresión.

Muchas otras cosas pueden ser útiles como:

  • Terapia del Comportamiento.
  • Especialista en educación apropiada.
  • Entrenamiento en habilidades sociales.

A medida que crecen, los niños con síndrome de Asperger pueden llegar a ser conscientes de que son diferentes de los demás. Esto puede conducir a una sensación de aislamiento o depresión, especialmente si tienen problemas para hacer amigos. Ayudarles a desarrollar una idea de su condición es un paso importante para adaptarse a, o hacer frente a por lo menos, con la forma en que el resto del mundo los ve. Algunas personas con el síndrome de Asperger les va muy bien en su vida, sobre todo en un entorno de trabajo o donde pueden utilizar sus talentos particulares.

Causas del síndrome de Asperger

La causa del síndrome de Asperger es desconocida. Es probable que sea un componente genético, dado que esta condición se ha observado que se da en familias. También es probable que las influencias ambientales jueguen un papel. Algunas personas creen que pueden ser por culpa de algunas vacunas, conservantes o álgun componente químico, pero los expertos han desacreditado esta teoría.

El síndrome de Asperger es mucho más común en niños que en niñas. De hecho, es 5 veces más común en los niños. El número de niños diagnosticados con trastornos del espectro del autismo está aumentando en los recientes estudios estadounidenses, estos estudios muestran que aproximadamente 1 de cada 110 niños tiene un trastorno del espectro autista.

No está completamente claro si el aumento en el número de niños se debe a las mejoras en el diagnóstico y / o a un cierto grado del aumento real en el síndrome. Los dos factores pueden estar implicados.

Características de Asperger

Características del Síndrome de Asperger

Los individuos con síndrome de Asperger a menudo muestran algunas de las características siguientes:

  • Inteligencia media y superior. No todas las personas con síndrome de Asperger es un genio, sin embargo, muchas personas con esta afección tienen importantes dotes intelectuales. Las personas que sufren otro tipo de autismo tiende a tener menores coeficientes intelectuales cuantificables (aunque esto es una generalización y cada caso es único).
  • Pensamiento extremo, es "negro o blanco". Muchas personas con el síndrome de Asperger no entienden las reglas tácitas, debido a las dificultades con las figuras de la interpretación del lenguaje y de la comunicación no verbal. Tienden a confiar únicamente en las palabras mismas.
  • Dificultad con la comunicación no verbal, no entiende el lenguaje corporal. La misma característica puede decirse de las personas con autismo más clásico. Sin embargo, este rasgo tiende a ser más alarmante en aquellos con síndrome de Asperger, debido a sus habilidades verbales, que a menudo son superiores. A pesar de que muchas personas que sufren de síndrome de Asperger tiene un coeficiente intelectual alto, debido a los problemas en la comprensión de las reglas tácitas (lenguaje corporal, metáforas, expresiones coloquiales, etc.), tienen problema para tener y mantener un trabajo normal.
  • No hay un significativo retraso clínico en la comunicación verbal. Sin embargo, la comunicación verbal de las personas con Asperger a menudo se caracteriza por las diferencias en la melodía, el ritmo, el tempo y el tono de voz, también conocida como la prosodia vocal. Los individuos con síndrome de Asperger a menudo pueden hablar con oraciones completas y gramaticalmente correctas sin saber lo que realmente significan.
  • Deseo de tener amigos sin saber cómo hacerlo y mantenerlos. Este conflicto social puede dar lugar a la soledad y a veces conduce a estas persona a utilizar maneras inusuales para atraer a los amigos y al entrar en la edad adulta, a tener mayor problema ya que se une un componente sexual. Por ejemplo, una persona con síndrome de Asperger puede hablar continuamente (monólogo) acerca de un tema que le apasiona, sin percibir las señales no verbales del oyente, indicándole que se aburre o quiere tener la oportunidad de hablar o para cambiar de tema.
  • Sensibilidad a la vista, el tacto, el oído, el gusto y el olfato. Al tener uno o varios de estos sentidos tan agudizados a menudo abruma a las personas con este síndrome.

Artículos relacionados con Síndrome de Asperger