Síndrome de Cushing

Síndromes

Información de síndromes: signos, síntomas, causas y tratamientos

El síndrome de Cushing se produce cuando el cuerpo produce altos niveles de la hormona cortisol durante mucho tiempo. La causa más común del síndrome de Cushing, a veces llamado hipercortisolismo, es el uso de corticosteroides orales. Este síndrome también puede ocurrir cuando el cuerpo produce demasiado cortisol.

Los signos característicos del síndrome de Cushing son una joroba de grasa entre los hombros, cara redondeada y estrías de color rosa o púrpura en la piel. El síndrome de Cushing también puede producir hipertensión arterial y en ocasiones, la diabetes.

Síndrome Cushing

Los tratamientos para el síndrome de Cushing pueden hacer que la producción de cortisol vuelva a la normalidad y mejorar notablemente sus síntomas. Cuanto más rápido se empiece el tratamiento, mejor será tu posibilidad de recuperación.

¿Qué causa el síndrome de Cushing?

Síndrome de Cushing ocurre a menudo como un efecto secundario del tratamiento con corticosteroides. Los corticosteroides se utilizan ampliamente para reducir la inflamación y tratar enfermedades autoinmunes (un fallo del sistema inmunológico, que provoca que ataque a tejido sano) Las personas que toman altas dosis de corticosteroides a largo plazo a veces pueden experimentar un aumento de cortisol en la sangre. Esta forma de síndrome de Cushing es a veces llamado síndrome de Cushing iatrogénico.

Tratamientos

Los tratamientos para el síndrome de Cushing están diseñados para reducir el alto nivel de cortisol en el cuerpo. El mejor tratamiento depende de la causa del síndrome.

Las opciones del tratamiento incluyen:

Reducir el uso de corticosteroides

Si la causa del síndrome de Cushing es el uso prolongado de medicamentos corticosteroides, tu médico puede ser capaz de mantener los signos del Cushing y los síntomas bajo control mediante la reducción de la dosis del fármaco durante un período de tiempo, sin dejar de gestionar adecuadamente el asma, la artritis u otra condición.

Para muchos de estos problemas médicos, el médico puede prescribir medicamentos no corticosteroideo, lo que permitirá al paciente reducir la dosis o eliminar el uso de corticosteroides por completo. ¡Importante!, No reduzca, por tu cuenta, la dosis de corticosteroides o dejar de tomarlos, sin indicación medica.

Suspender estos medicamentos, de repente, podría provocar niveles de cortisol deficientes. Disminuyendo poco a poco el consumo de corticosteroides permite a tu cuerpo reanudar la producción normal de cortisol.

Cirugía

Si la causa del síndrome de Cushing es un tumor, el médico puede recomendar la extirpación quirúrgica completa. Los tumores hipofisarios suelen ser removido por un neurocirujano, quien puede realizar el procedimiento a través de la nariz. Si el tumor está presente en las glándulas suprarrenales, el páncreas o en los pulmones, el cirujano puede quitarlo a través de una operación estándar, o en algunos casos mediante el uso de técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas, con incisiones más pequeñas.

Después de la operación, tendrá que tomar medicamentos de reemplazo de cortisol para proporcionar a tu cuerpo la cantidad correcta de cortisol. En la mayoría de los casos, va a experimentar un cambio de la producción normal de hormonas suprarrenales, entonces tu médico puede disminuir los fármacos de reemplazo. Sin embargo, este proceso puede tardar hasta un año o más. En algunos casos, las personas con síndrome de Cushing nunca experimentan una reanudación de la función adrenal normal, por lo tanto necesitaran terapia de reemplazo de por vida.

Radioterapia

Si el cirujano no puede eliminar totalmente un tumor de la hipófisis, el paciente generalmente recibe terapia de radiación, que se utiliza conjuntamente con la operación. Además, la radioterapia se puede usar para las personas que no son candidatos adecuados para la cirugía.

La radiación puede administrarse en dosis pequeñas durante un período de seis semanas, o mediante una técnica llamada radiocirugía estereotáctica o cuchillo de rayos gamma. En este último procedimiento, se administra como un solo tratamiento, una gran dosis de radiación se dirige al tumor y la exposición a la radiación a los tejidos circundantes se reduce al mínimo.

Medicamentos

Los medicamentos pueden ser utilizados para controlar la producción de cortisol cuando la cirugía y la radioterapia no funcionan. Los medicamentos también pueden usarse antes de la cirugía en las personas que han llegado a estar muy enferma con el síndrome de Cushing.

Los médicos recomiendan terapia con medicamentos, antes que la cirugía, para mejorar los signos y síntomas y minimizar el riesgo quirúrgico. Los medicamentos para controlar la producción excesiva de cortisol incluyen ketoconazol (Nizoral), mitotano (Lysodren) y metirapona (Metopirona).

En algunos casos, el tumor o su tratamiento hará que otras hormonas producidas por la glándula pituitaria y adrenal lleguen a ser deficiente, entonces tu médico te recomendará medicamentos de reemplazo hormonal.

Si ninguna de estas opciones de tratamiento es eficaz, el médico puede recomendar la extirpación quirúrgica de las glándulas suprarrenales (adrenalectomía bilateral). Este procedimiento va a curar el exceso de producción de cortisol. Sin embargo, sus niveles de ACTH se mantendrán altos, lo que puede producir el exceso de pigmentación de la piel.

Pruebas y diagnóstico

El síndrome de Cushing puede ser difícil de diagnosticar, especialmente el Cushing endógeno, porque entre otras condiciones comparten los mismos signos y síntomas. El médico llevará a cabo un examen físico, buscando signos de síndrome de Cushing. Él o ella pueden sospechar del síndrome de Cushing, si la persona tiene signos como el redondeo de la cara (cara de luna), una almohadilla de tejido adiposo entre los hombros y el cuello (joroba de búfalo) y piel fina con moretones y marcas de estiramiento.

Síndrome de Cushing

Si la persona ha estado tomando un medicamento corticosteroide durante mucho tiempo, el médico puede sospechar que has desarrollado el síndrome de Cushing, por culpa de este medicamento. Si no has estado tomando un medicamento corticosteroide, estas pruebas de diagnóstico pueden ayudar a determinar la causa:

  • Orina y sangre. Estas pruebas miden los niveles hormonales en la orina y en la sangre y pueden demostrar si el cuerpo está produciendo excesivo cortisol. Para la prueba de orina, es posible que se te pida que recojas tu orina en un período de 24 horas. Tanto la muestras de orina y sangre se envía a un laboratorio para ser analizados para ver los niveles de cortisol. El médico también puede recomendar otros exámenes especializados que evalúan la sangre y la orina para ayudar a determinar si el síndrome de Cushing está presente y para ayudar a identificar la fuente subyacente de cualquier exceso de producción. Estas pruebas implican a menudo la medición de los niveles de cortisol antes y después de la estimulación o supresión de otros medicamentos hormonales.
  • Prueba de saliva. Los niveles de cortisol normalmente suben y bajan todo el día. En las personas sin síndrome de Cushing, los niveles de cortisol caen significativamente por la noche. Mediante el análisis de los niveles de cortisol de una pequeña muestra de saliva recogida por la noche, los médicos pueden ver si los niveles de cortisol son demasiado elevados, lo que sugiere un diagnóstico de Cushing.
  • Pruebas de imágenes. Tomografía computarizada (TC) o resonancia magnética, puede proporcionar imágenes de las glándulas pituitaria y adrenal para detectar anomalías, tales como los tumores.

A medida que estas pruebas ayudan al médico a diagnosticar el síndrome de Cushing, también pueden descartar condiciones médicas con signos y síntomas similares. Por ejemplo, el síndrome de ovario poliquístico, trastorno hormonal en mujeres con ovarios agrandados, comparte algunos de los mismos signos y síntomas como el de Cushing, como el crecimiento excesivo de vello y períodos menstruales irregulares. La depresión, trastornos de la alimentación y el alcoholismo también puede imitar parcialmente el síndrome de Cushing.

Artículos relacionados con Síndrome de Cushing