Síndrome de Horner

Síndromes

Información de síndromes: signos, síntomas, causas y tratamientos

El síndrome de Horner es un síndrome neurológico clásico cuyos signos incluyen miosis, ptosis (caída del parpado superior) y anhidrosis (poca o nula sudoración).

El síndrome también se llama paresia oculosimpática, este síndrome puede ser producido por una lesión en cualquier parte a lo largo de la vía simpática que va a la cabeza, ojo, y el cuello.

El rango va desde benignos a graves, y requieren un enfoque metodológico para la evaluación del diagnóstico. El diagnóstico diferencial también difiere entre niños y adultos, lo que conduce a diferencias en el enfoque del diagnóstico.

Síndrome Horner

Causas y factores de riesgo del síndrome de Horner

Hay tres tipos principales de síndrome de Horner. Por la vía simpática que se ve comprometida (primera, segunda, o tercera) y asociado a las partes del cuerpo dentro de la vía (central, preganglionares y postganglionares).

Síndrome de Horner primera neurona (lesiones centrales) puede ser causada por la oclusión (cierre) de la arteria cerebelosa inferior posterior en la porción inferior del tronco cerebral (también conocido como Síndrome de Wallenberg), por un ataque isquémico transitorio (breve interrupción del suministro de sangre al cerebro), o por tumores cerebrales.

Síndrome de Horner segunda neurona (lesiones preganglionares) puede ser causado por el cáncer de pulmón, tumores torácicos, síndrome del nervio frénico, agrandamiento de la tiroides, la osteoartritis severa del cuello con espolones óseos, lesiones de la médula espinal o enfermedad, traumatismo del cuello causada por una lesión, cirugía o grave latigazo cervical.

Síndrome de Horner tercera neurona Grupo I (lesiones postganglionares) puede ser causado por fractura de cráneo, dolores de cabeza en racimo, migraña, o infecciones del oído medio.

Síndrome de Horner tercera neurona Grupo II implica el mecanismo de sudoración facial.

Cuando el síndrome de Horner se produce sin motivo aparente, puede ser heredada o causada por virus, autoinmunes o neuropatías idiopática (sin causa identificable).

Síntomas del síndrome de Horner

Los síntomas del síndrome de Horner incluyen:

  • Caída del párpado superior.
  • Hinchazón del párpado inferior.
  • Hundimiento del globo ocular.
  • Una ausencia de sudor en el mismo lado de la cara del ojo afectado.
  • La pupila se hace más pequeña (miótico).
  • Cada iris puede ser de un color diferente.

¿Cuáles son las causas del síndrome de Horner en los niños?

El síndrome de Horner puede ser dividido en congénito (de nacimiento) o adquirido. Congénito, puede ser el resultado de un trauma en el cuello durante el parto y puede ser visto en asociación con una lesión del plexo braquial en el mismo lado (parálisis de Klumpke). A menudo no hay causa aparente para el síndrome de Horner congénito. Adquirido, puede ser debido a un trauma del cuello, rotura del cuello, o una anormalidad en el pecho, el cuello o en el cerebro. En los niños, el síndrome de Horner puede ser causado por un neuroblastoma, o por un tumor que surge en otra parte del cuerpo. Aunque es poco frecuente, el riesgo de neuroblastoma es mayor con el síndrome de Horner adquirido que en el congénito.

Síndrome de Horner

Síndrome de Horner congénito

El síndrome produce un defecto en la inervación simpática del ojo y en las estructuras anexiales y causa una ptosis ipsilateral, miosis de la pupila y anhidrosis del lado afectado de la cara. La ptosis asociada es la única que resulta de la inactivación del musculo de Mueller frente a cualquier tipo de disfunción del musculo elevador del ojo.

EL síndrome de Horner se observa más comúnmente como una condición adquirida en adultos, menos de 5% de los casos pueden clasificarse como verdaderamente congénito. La causa más común del síndrome de Horner congénito es el trauma del nacimiento que resulta en una lesión del plexo braquial. Potencialmente mortal son las causas del síndorme de Horner congenito, incluye neuroblastoma torácico y cervical, agenesia de la arteria carótida interna y las complicaciones perinatales de los procedimientos quirúrgicos. Aunque menos común, tambien es el aneurismas de la arteria carótida y la disección traumática de la carótida.

Ptosis secundaria del síndrome de Horner normalmente puede distinguirse de la ptosis congénita aislada a causa de la asociación ocular y anexiales. Los bebés presentan ptosis unilateral asociada también con miosis. Los padres pueden ver cual es el lado afectado, ya que de ese lado el bebé no llora (los llamados bebé Arlequin). En los casos del síndrome Horner congénito está asociado con disgenesia simpática (y no con el trauma del nacimiento), los efectos del iris puede ser más suaves, como los melanocitos del iris, donde las células ganglionares simpáticas, se derivan de células de la cresta neural.

Artículos relacionados con Síndrome de Horner