Síndrome Urémico

Síndromes

Información de síndromes: signos, síntomas, causas y tratamientos

Síndrome Urémico (uremia) es una complicación grave de la enfermedad renal crónica e insuficiencia renal aguda. Se produce cuando los productos de urea y otros desechos, se acumulan en el cuerpo debido a que los riñones son incapaces de eliminarlos. Estas sustancias pueden ser venenosas (tóxico) para el cuerpo si alcanzan niveles altos.

La acumulación de líquido prolongada o grave (edema) puede hacer que el síndrome urémico empeore.

Síndrome Urémico

El síndrome urémico puede afectar a cualquier parte del cuerpo y puede provocar:

  • Náuseas, vómitos, pérdida de apetito y pérdida de peso.
  • Cambios en el estado mental, como confusión, disminución de la conciencia, agitación, psicosis, convulsiones y coma.
  • Sangrado anormal, tal como el sangrado espontáneo o profusamente de una herida muy leve.
  • Problemas del corazón, como un latido del corazón irregular, la inflamación y el exceso de líquido en el saco que rodea al corazón (pericarditis), y aumento de la presión sobre el corazón.
  • Dificultad para respirar por la acumulación de líquido en el espacio entre los pulmones y la pared torácica (derrame pleural).

¿Qué causa el síndrome urémico hemolítico?

  • Por lo general en niños, el síndrome se desarrolla después de que un niño está infectado con la bacteria E. coli. El E. coli puede encontrarse en alimentos contaminados, tales como los productos lácteos y la carne.
  • El síndrome urémico hemolítico también puede desarrollarse como resultado de tomar ciertos medicamentos, o puede ser consecuencia de un cáncer presente en el cuerpo, aunque estas causas son menos comunes.
  • Algunos casos raros del síndrome urémico hemolítico son de origen familiares, lo que sugiere una causa genética.

Este síndrome es más común durante los meses de verano y puede ocurrir en brotes. Se han reportado brotes en guarderías, parques acuáticos y restaurantes de comida rápida como consecuencia de la carne mal cocida (por ejemplo hamburguesas). Este síndrome es más común en los niños pequeños de entre 6 meses y 4 años, pero puede ocurrir a cualquier edad.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome urémico hemolítico?

Cada niño puede experimentarlos de una forma diferente, pero hemos hecho una lista de los síntomas más comunes.

Síntomas iniciales

Los síntomas iniciales con frecuencia duran de 1 a 15 días y puede incluir síntomas en el tracto digestivo tales como las siguientes:

  • Dolor abdominal.
  • Diarrea sanguinolenta o acuosa.
  • Vómitos.

Problemas severos en el intestino y en el colon

En estos casos, incluso si los síntomas digestivos ya no están presentes, el niño puede presentar los siguientes síntomas:

  • Irritabilidad.
  • Fatiga.
  • Pequeños moretones inexplicables visibles en la boca.
  • Piel pálida.
  • Deshidratación.

Tu niño puede producir poca orina porque los glóbulos rojos dañados y otros factores podrían obstruir los pequeños vasos sanguíneos de los riñones, o causar lesiones en los riñones, ya que los riñones deben trabajar más para eliminar los desechos y el exceso de líquido.

Síntomas causados por la retención de líquidos

La incapacidad del cuerpo para deshacerse del exceso de líquido y desechos puede a su vez causar los siguientes síntomas:

  • Presión arterial alta.
  • Hinchazón de las manos y los pies.
  • Acumulación generalizada de líquidos en los tejidos (edema).

Los síntomas del síndrome urémico hemolítico pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulta al médico de tu hijo para obtener un diagnóstico.

Prevención del síndrome urémico hemolítico

La cepa de E. coli productora de la toxina Shiga se encuentra en un 1 por ciento de los bovinos sanos y su carne puede contaminarse durante su procesado.

Otras maneras de contraer la enfermedad incluyen:

  • Beber agua sin cloro.
  • Comer frutas y vegetales contaminados.
  • Nadar en piscinas o lagos contaminados.
  • La visita a un zoológico.
  • Tener contacto cercano con personas enfermas en una guardería o asilo de ancianos.

La prevención se basa por tanto en una buena higiene personal, como lavarse las manos frecuentemente y bien. Unas reglas básicas en la cocina, es mantener limpio los utensilios y superficies. Cocinar bien para destruir las bacterias, lavar las frutas y verduras. Si uno bebe leche, jugo o sidra, que estas bebidas estén bien pasteurizadas.

Síndrome de Urémico

Tratamiento para el síndrome urémico hemolítico

Debido a su gravedad, el síndrome urémico hemolítico se trata generalmente en el hospital. El tratamiento puede incluir algunos o todos de los siguientes tratamientos:

  • Reposición de líquidos y electrolitos perdidos con la diarrea y los vómitos.
  • La normalización de la presión arterial con medicamentos estándar.
  • Transfusión de sangre, si hay un recuento bajo de glóbulos rojos.
  • Transfusión de plaquetas para ayudar a que la sangre coagule normalmente.
  • El intercambio de plasma para eliminar la toxina Shiga de la sangre.
  • Diálisis para filtrar el exceso de líquido y desechos de la sangre hasta que los riñones se recuperen.

Artículos relacionados con Síndrome Urémico